Reformar un local como vivienda

reformar local como vivienda

Reformar un local como vivienda

 

¿Sabes cómo se puede reformar un local como vivienda? Los locales comerciales ofrecen un precio por metro cuadrado generalmente menor que el de una casa en similares ubicaciones, lo que los convierte en una opción interesante para convertir en vivienda. No obstante, antes de invertir en uno de estos inmuebles, conviene plantearse dos preguntas:

  • ¿Cuánto costará reformar adecuadamente el espacio?
  • ¿Es legalmente posible convertir ese local en vivienda?

La respuesta a la primera pregunta depende, lógicamente, de la superficie a reformar y de los materiales que se utilizarán, además de si las instalaciones deben renovarse por completo o sólo en parte, o de si hay tabiques o carpintería o techos falsos que eliminar, o que rehacer. Debemos tener en cuenta la superficie, materiales y equipamiento necesarios para contar con, al menos, un baño y una cocina, además de un dormitorio, o de un salón con posibilidad de convertir en dormitorio, ya sea con un sofá cama, con un mueble multifunción que aúne escritorio y cama abatibles, o con alguna otra solución de diseño interior.

Hay que tener en cuenta también que los locales comerciales no suelen contar con cocina y, por lo tanto, habría que hacerla por completo. En caso de que se tratase de oficina con algún pequeño fregadero o incluso espacio para microondas, cafetera y otros, podrían aprovecharse las instalaciones de agua, pero de cualquier manera habría que reformarla. Como supondrás, es esencial el asesoramiento de un arquitecto experto en este tipo de proyectos, para conocer todos los detalles y requerimientos técnicos y legales que implicará la reforma. Puedes contactar con nosotros y solicitar presupuesto obras y reformas sin compromiso si estás pensando en embarcarte en un proyecto como este.

cuánto cuesta convertir un local en vivienda

Cuánto cuesta convertir un local en vivienda

Para saber cuánto cuesta convertir un local en vivienda también hay que considerar los trámites legales. Debes solicitar el cambio de uso en tu Ayuntamiento, donde te informarán de los documentos que necesitas presentar y del coste de dicho trámite en función de los metros cuadrados y del proyecto de obra. De nuevo, necesitarás un arquitecto que firme dicho proyecto. Según la viabilidad o no del mismo y, en su caso, de si el edificio permite más viviendas (al añadirse el local como una más), tendrás lo necesario para empezar. Por otro lado, al terminar las obras, tendrás que solicitar la Licencia de Primera Ocupación.

Recuerda también que la tasación de locales es generalmente más baja que la de vivienda. Esto afecta a la hipoteca que pidas, ya que suele ser de un determinado porcentaje del valor del inmueble. En otras palabras, cuanto menor la tasación, menor la cantidad de dinero que te preste el banco.

Factores que impiden el cambio de uso

Entre los factores que impiden el cambio de uso de local a vivienda por parte del Ayuntamiento, los más habituales son los siguientes:

  • No cumplir con el Código Técnico de la Edificación (CTE) en cualquiera de sus apartados. Los principales son Accesibilidad (SUA) y Salubridad (HS).
  • Superar la limitación de viviendas por hectárea. Según la normativa urbanística de cada ayuntamiento, existe un máximo de viviendas por superficie. Si el edificio ya cuenta con el máximo legal permitido, no se te permitirá convertir tu local en una más.
  • No contar con la conformidad de los vecinos. Lo más común es que necesites el consentimiento de la comunidad de propietarios y, en algunas ciudades, incluso el de todos los vecinos a título individual, solicitándolo mediante burofax y poniendo a su disposición tu proyecto para su consulta.
  • Iluminación o ventilación insuficientes, dimensiones mínimas, escalones, etc. Para asegurarte de que la reforma es posible, estos factores deben ser confirmados en un estudio de viabilidad por parte de un arquitecto.

origen del loft

Origen del loft

El origen del loft, el concepto de local convertido en vivienda, lo encontramos en los años 50 del pasado siglo en Nueva York. En barrios tradicionalmente industriales, con numerosos y amplios almacenes y fábricas que habían quedado en desuso, estudiantes y artistas rehabilitaron estos espacios como vivienda de forma más o menos clandestina. Pero la moda se fue extendiendo y convirtiendo en tendencia de la mano de galerías de arte y restaurantes, hasta consolidarse también como un estilo de vivienda vanguardista que sobrevive hasta nuestros días. Es el concepto del loft, un espacio con pocas divisiones, lo más abierto y luminoso posible. ¿Quieres el tuyo? ¡Contacta con nosotros!

En Klausworks somos profesionales expertos y te asesoramos con total transparencia en cada fase de tu proyecto. Recuerda que también puedes seguirnos en Facebook, Instagram para estar al día de nuestros proyectos de reformas integrales, obras, piscinas y diseño de jardines para casas y negocios.